term paper

Difamación agravada: la inmunidad parlamentaria no deber ser impunidad

25 JUN 2019

El 17 Juzgado Penal de Lima confirmó que el excongresista Alejandro Aguinaga cometió difamación agravada contra Demus -Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer-, y su directora María Ysabel Cedano, cuando sugirió que en el caso “Esterilizaciones Forzadas”, DEMUS había recibido una millonaria cantidad y que “se ha intimidado y presionado al Ministerio Público”.

En marzo de 2015, Alejandro Aguinaga, en su calidad de congresista y amparándose en su inmunidad parlamentaria, utilizó las cámaras de un programa informativo para emitir declaraciones difamatorias referentes a la actuación y a los ingresos que percibe la organización que desde hace más de una década acompaña la defensa de diversas víctimas de esterilizaciones forzadas, caso por el que se encuentra denunciado ante el Poder Judicial en su calidad de exministro de Salud del régimen que ejecutó dicha política nacional. Aguinaga nunca pudo sustentar sus declaraciones.

La jueza Irina Villanueva Alcántara determinó que existió difamación agravada (afectación del honor y buena reputación) contra las querellantes, -DEMUS y su directora-, por lo que ordenó que Aguinaga pague una reparación civil. Sin embargo, Aguinaga fue exonerado de una condena penal.

La sentencia también es clara al señalar que Aguinaga, pese a su calidad de congresista y con inmunidad parlamentaria en el momento de la difamación, no puede ser eximido de las consecuencias civiles de su accionar.

“La jueza ha acreditado la responsabilidad, con lo que ha fijado una reparación civil que el querellado está obligado a cumplir. Sin embargo, no se puede sancionar penalmente al señor Aguinaga por un tema de prescripción, un tema que favorece al querellado, estrictamente, por tener 65 años cuando cometió el delito”, explica Milton Campos, abogado de DEMUS.

 

ARGUCIAS LEGALES

Vale destacar que Aguinaga en todo momento intentó evadir una condena penal por difamación, incluso presentando recursos días antes de la lectura de sentencia.

  1. Usó su inmunidad parlamentaria para no rectificarse durante el tiempo en el que se le solicitó cuando hizo las acusaciones difamatorias en el 2015.
  2. El 4 de junio de 2019, apenas 7 días antes de la lectura de sentencia, presentó una recusación contra la jueza del caso.
  3. El 6 de junio de 2019 se acogió al beneficio de prescripción por edad, es decir: señaló que al momento de que emitió las declaraciones difamatorias tenía 65 años de edad, por lo que se acogía al beneficio del plazo de prescripción que por este delito se reduce a la mitad y no hay sanción penal.

Esta sentencia del 17 Juzgado Penal de Lima que determina que Aguinaga cometió difamación agravada, corrige la sentencia del juez Carlos Alfredo Cervantes Gutiérrez del 19 Juzgado Penal de Lima que en 2017 absolvió al querellado y de la resolución -en marzo de 2018 – de los jueces Superiores de la Tercera Sala Penal para procesos con reos libres Vidal Morales, Poma Valdivieso y Ramírez Descalzi que declararon nula la sentencia.

“El sentenciado Aguinaga ha apelado y lo que esperan las víctimas (DEMUS y su directora) es que el Poder Judicial mantenga un criterio uniforme con la sentencia de la jueza Villanueva, de tal manera que, si un persona puede valerse del beneficio de prescripción, debería generarse al menos la obligación civil que se haga efectiva. El sistema de justicia debe ser proactivo y tratar estos casos en un plazo breve que son tres meses según la ley, y no en tres años como ha ocurrido; haciendo que la prescripción por la mitad sea favorable al querellado”, sostiene Campos.

María Ysabel Cedano, directora de Demus, señaló que “en un contexto de negacionismo y post verdad fujiaprista, y del uso de la inmunidad parlamentaria para delinquir, así como el uso de la difamación para atacar personas defensoras de derechos humanos, DEMUS presentó la querella para dar un mensaje claro de defensa del derecho a la verdad y justicia de las víctimas de esterilizaciones forzadas y del derecho a defender derechos”.

DEMUS es una organización feminista que tiene una trayectoria intachable de 32 años defendiendo los derechos humanos de las mujeres.

La resolución de sentencia completa, acá: Resolución_Sentencia Aguinaga

 

Comentarios

2019 - DEMUS - Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer Webmail