term paper

Maternidades diversas: Respeto y derechos, ¡Ahora!

13 MAY 2017

El Día de la Madre suele ser una ocasión para reforzar estereotipos de género. Se asocia a la madre con la ‘abnegación’ y el ‘sacrificio’, muchas veces invisibiliza su calidad de sujeto de derecho, invisibiliza sus derechos.

En ese marco, es preciso preguntarse si más allá de los múltiples saludos que emitirán las instituciones públicas ¿se protegen a todas las madres en el Perú?

El Tribunal Constitucional ha precisado que “la decisión de ser madre, junto con otras manifestaciones vinculadas a la libertad o autodeterminación reproductiva, está protegida por el derecho al libre desarrollo de la personalidad”. Sin embargo, la historia del Perú da cuenta que este derecho ha sido violado en múltiples oportunidades.

Con la penalización del aborto, históricamente se ha obligado a miles de mujeres a ser madres, incluso cuando eran niñas, habían sido violadas y rechazaban esa maternidad. Mujeres forzadas a embarazos y maternidad durante el conflicto armado interno. Y en un extremo contrario, en nuestro país miles de mujeres han sido esterilizadas contra su voluntad y en muy malas condiciones, en el marco de una política discriminatoria y violatoria de derechos humanos.

En ninguno de los dos casos se ha respetado el derecho a decidir sobre la maternidad. Pero, además, es preciso reflexionar si la maternidad se reduce al hecho de embarazarse y parir, o si es una vivencia individual más compleja, de interrelación con un otro, el hijo o la hija, con el que la persona se compromete a cuidar, formar, socializar en el marco de un profundo vínculo afectivo.

Las maternidades en el Perú son diversas, no podemos seguir pensando en la maternidad enmarcada en una familia nuclear heterosexual. Solo la diversidad de familias da cuenta de la diversidad de maternidades que se pueden generar en el marco de las familias, monoparentales, las familias reconstituidas, las familias ampliadas, entre otras.

En ese marco, es preciso hablar de las maternidades que surgen en las familias conformadas por parejas del mismo sexo, a las que el Estado les da la espalda. Las madres lesbianas existen, cuidan a sus hijos, los forman, les garantizan sus derechos, sin embargo, solo por su orientación sexual, son pasibles de prejuicios y estereotipos de género que terminan excluyéndolas de reconocimiento jurídico.
Darling y Jenny están luchando porque se reconozca su maternidad lésbica. #RENIEC ha negado la inscripción de las dos madres en el DNI de su hijo atentando derechos fundamentales. Se enfrentan a un Estado que por excluirlas termina perjudicando a quien dice proteger, es decir, al niño que desearon.

No existe justificación alguna para que una mujer lesbiana se vea excluida de ejercer su derecho a ser madre. Ninguno. Y el Estado, en base a prejuicios infundados, no debe limitar este derecho.

DEMUS Y Lifs Perú
#FamiliasDiversasDerechosIguales
#FelizDíadelasMadres

Comentarios

2017 - DEMUS - Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer Webmail