Una vez más, el Ministerio de la Mujer estaría peligro

17 JUL 2017
Pronunciamiento

La igualdad de género viene siendo atacada por la derecha neoliberal conservadora, el fujimorismo y sus aliados fundamentalistas y antiderechos. Cuando se recuperó la democracia no se cambió el modelo económico neoliberal. 

El poder político para mantenerse en el poder termina obedeciendo al poder económico, religioso y militar sin importar los derechos humanos, las libertades y la igualdad como base de la democracia. Quienes detentan el poder económico desean un Estado pequeño y débil que en el campo de lo social se limite a la asistencia focalizada contra la pobreza.

Somos un país de renta media plagado de explotación y desigualdades. En este país se mata, viola y daña a las mujeres pero en lugar de fortalecer al Ministerio de la Mujer; el poder político y religioso insiste en convertirlo el “Ministerio de la Familia” y eliminar políticas de igualdad de género, sin derechos sexuales y reproductivos. Inclusive un sector de la izquierda propuso alguna vez, convertirlo en el Ministerio de Desarrollo Social.

El Fujimorismo, la principal fuerza contraria al enfoque de género, sobrevive gracias al populismo clientelar y para ello requieren un contingente de mujeres trabajando gratis en los programas sociales y su familia. Recordemos, además, que han defendido el Ministerio de la Mujer como símbolo y herramienta del gobierno de Fujimori quien creó el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Humano – PROMUDEH en 1997. El uso político del PRONAA para crear la base social fujimorista dura hasta hoy.

Durante la fallida transición democrática cada nuevo gobierno puso en riesgo al Ministerio de la Mujer. Desde el gobierno de Toledo, la resistencia feminista ha impedido que se le convierta en el Ministerio de la Familia. Con la creación del Ministerio de la Inclusión Social en el gobierno de Humala también se pensó en desaparecerlo, sin embargo, las feministas nos opusimos y propusimos el Ministerio de la Mujer y la Igualdad. Se terminó trasladando todos los programas sociales al MIDIS, y el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social se convirtió en el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Ahora, el actual gobierno lo convertiría en el Ministerio de la Mujer, Familia e Inclusión Social al mando de Cayetana Aljovín, cuya pertenencia de clase podría más que su conciencia de género; de lo contrario, debería defender el derecho y la política de igualdad de género y fortalecer su mecanismo antes que debilitarlo.

Este es el tipo de medidas demuestran que el gobierno de Peruanos por el Kambio y el Fujimorismo son lo mismo. Sí se puede considerar el indulto a Fujimori, el atentar contra la igualdad de género para conservar el modelo económico y social parece ser lo de menos.

El sistema universal y regional de protección a los derechos humanos será informado de esta nueva amenaza de retroceso e incumplimiento de obligaciones del Estado peruano. También informaremos de la amenaza de fusión de la política de igualdad de género y contra la violencia de género que ponen riesgo los derechos sexuales y reproductivos adquiridos.

Las feministas hemos conquistado derechos, leyes, políticas y mecanismos institucionales, nuevos sentidos y significados, los hemos defendido y lo seguiremos haciendo. Defendemos libertades, la igualdad y la justicia radicalmente porque somos profundamente democráticas. Vamos a seguir poniendo el cuerpo en defensa de la dignidad de todas las personas en el Perú.

Comentarios

2017 - DEMUS - Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer Webmail