Nuestros logros

A lo largo de 28 años de trabajo DEMUS ha sido pionera en la lucha contra las diferentes formas de violencia que enfrentan las mujeres en el Perú, por garantizar su autonomía desde el ejercicio pleno de sus derechos sexuales y derechos reproductivos; y ha generado propuestas para enfrentar las mismas.

Se ha posicionado en la opinión pública la agenda de los derechos de las mujeres, con exigencias específicas en el campo de justicia y reparación para las mujeres involucradas en los casos de esterilizaciones forzadas

DEMUS patrocina el caso de violación sexual de tres mujeres de una comunidad del cono norte de Huancavelica durante el conflicto armado interno. En este proceso, se logró una acusación fiscal que reconoce el caso como un “crimen de lesa humanidad”, este reconocimiento significa que se juzgará a la cadena de mando en sus responsabilidades sobre los hechos ocurridos y que los casos no han prescrito a pesar del paso del tiempo, debido a que fueron hechos sistemáticos y generalizados.

Se ha logrado la aprobación de la Guía Técnica Nacional para la Interrupción Voluntaria por Indicación Terapéutica del Embarazo menor de 22 semanas. Este logro es colectivo, pues diversas organizaciones feministas a nivel nacional han mantenido acciones de incidencia para conseguir la protocolización del aborto terapéutico legal desde 1924. DEMUS ha contribuido con el litigio emblemático del caso KL, con acciones de incidencia nacional e internacional.

Se ha conseguido que la Academia de la Magistratura (AMAG) garantice la formación en género en su Línea de Formación Fundamental, lo que implica que es de carácter obligatorio; apelando al Acuerdo de Entendimiento del caso emblemático de MM, patrocinado por DEMUS. Con este avance se garantiza que las y los magistrados (fiscales, jueces y juezas) cuenten con herramientas basadas en el enfoque de género en el ejercicio de su práctica fiscal y judicial.

El 6 de diciembre de 2011, las Salas Penales de la Corte Suprema de la República aprobaron, por unanimidad, el Acuerdo Plenario 1-2011/CJ-116 sobre “Apreciación de la prueba en delitos contra la libertad sexual”; disposición que reconoce explícitamente la necesidad de incorporar el enfoque de género en el razonamiento judicial y establece reglas para evitar la discriminación de género en la valoración de las pruebas en este tipo de delito. Debemos recordar que los jueces y juezas a nivel nacional tienen la obligación de cumplirlo.

Tras una ardua labor a través de la campaña “Ni una muerte más” se visibilizó y colocó el feminicidio en la agenda pública. Posteriormente fue tipificado como delito en el Código Penal. DEMUS fue pionera en recolectar información sobre feminicidios en base a un trabajo minucioso de observatorio en medios y  recojo de información, experiencia que más adelante adoptó el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Creamos el sistema de voluntariado para brindar servicios de atención que permitió a estudiantes de derecho y/o abogadas y abogados apoyar de manera voluntaria en la Línea de Orientación Legal Telefónica (1994), en la Comisaría de Mujeres de Lima (1998) y en los servicios que se brindaban en la institución. Este sistema de voluntariado puso la pauta para que se replicara exitosamente en otras organizaciones como el Movimiento El Pozo entre otras.

Implementamos la primera línea de orientación legal telefónica para mujeres en situación de violencia en nuestro país.  Posteriormente, en base a este modelo de atención capacitamos a diversos grupos interesados en brindar servicios de orientación telefónica en todo el país. La línea de DEMUS fue precedente para la actual Línea 100 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

En el marco de un convenio interinstitucional con el Ministerio del Interior  y otras dos organizaciones feministas (Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán y  Movimiento Manuela Ramos) iniciamos el servicio de asesoría jurídica  en la Comisaría de Mujeres de Lima, durante aproximadamente 10 años. Hoy este servicio ha sido incorporado por el “Centro de Atención de la Violencia Familiar” (CAVIFAM).

DEMUS patrocinó el caso Susan Hidrogo vs. Jovino Cabanillas sobre acoso sexual. En este caso se consiguió la destitución de este Juez Superior y a la vez Presidente de la Corte Superior de Lima por el acoso sexual al que sometió a esta joven. La valoración de las pruebas testimoniales por parte de la Oficina de Control de la Magistratura y posteriormente por el Consejo Nacional de la Magistratura son un precedente importante para la investigación de este tipo de casos.

2017 - DEMUS - Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer Webmail