CASO MANTA: “MUJERES SIENTEN QUE LA JUSTICIA HA RECONOCIDO SUS VOCES»

  • Abogadas y abogados reconocen como histórica sentencia judicial que califica violaciones sexuales en conflicto armado como crímenes de lesa humanidad
  • Esperan que sentencia promueva modificación de Código Penal para que Perú no postergue más que se incluyan delitos de lesa humanidad 
  • Presentarán recurso de nulidad para revisión de sentencias que van de 6 a 12 años y que se consideran muy bajas.

Tras conocerse la sentencia contra militares por violaciones sexuales ocurridas durante el conflicto armado interno contra nueve mujeres campesinas del distrito de Manta en Huancavelica, María señaló sentirse contenta porque se haya condenado a sus agresores.

“Tantos años, 40 años hemos luchado para que se nos haga justicia. Me siento muy contenta, aunque muy poca ha sido la condena. Estos violadores se merecen haber sido condenados. Yo sufrí mucho, mi tía Marilia, quien también fue una víctima, murió hace poco sin escuchar la sentencia y también sufrió toda su vida. Yo tuve dos embarazos y aunque un día intenté quitarme la vida, siempre pensé, no, yo quiero que escuchen mi voz”, dijo María, una de las nueve denunciantes de las violaciones sexuales cometidas por militares.

Cynthia Silva, abogada feminista y directora de DEMUS, aseguró que la sentencia es histórica y es un hito mundial de la justicia de género, a nivel nacional y de Sudamérica se convierte en la primera sentencia por violencia sexual colectiva durante el conflicto armado en la modalidad de crímenes de lesa humanidad.

“Esta sentencia en un hito, las mujeres están emocionadas y se han sentido reparadas en parte porque se les ha creído se le ha reconocido un valor fundamental a sus testimonios. En un contexto político en el que se pretende la Impunidad desde el congreso y amenaza la verdad y justicia para estas causas, la sala da una respuesta  contundente reafirmando que estos delitos de lesa humanidad no prescriben y que deben ser perseguidos y castigados sin importar cuándo ocurrieron, para que no vuelvan a ocurrir”, señaló Silva de DEMUS, organización feminista que acompañó en el proceso a tres de las mujeres mantinas.

El abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), Carlos Rivera, comentó: “Esta sentencia es fundamental porque recoge las voces de las víctimas, dignifica la labor de testigo y sus testimonios a lo largo del proceso judicial. Ellas vienen dando su testimonio desde hace 20 años en que el caso llegó al sistema de justicia y han hecho frente a la revictimización durante todo el proceso. Los jueces han sido enfáticos en que estas violaciones sexuales ocurridas en el conflicto armado interno no son hechos individuales, sino que son crímenes generalizados y sistemáticos de una corporación militar criminal y permite calificar crímenes de lesa humanidad. Esta sentencia es un hito en materia de derechos humanos”. 

En tanto, Víctor Álvarez, abogado de DEMUS, informó que se presentará un recurso de nulidad al igual que lo hará la fiscalía, para la revisión de las condenas a 10 de los militares procesados, puesto que van entre los 6 y 12 años teniendo en cuenta que son crímenes de lesa humanidad. Así mismo se pedirá explicación sobre la reserva de sentencia a tres acusados reos contumaces.

Señaló que se espera que, a la brevedad, el tribunal ordene la captura de los sentenciados. 

Por su parte, Cynthia Silva manifestó que esta sentencia sienta un precedente importante para recordarle al Estado que aún no ha cumplido con incorporar al código penal la lesa humanidad como delito, obligación contenida en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.



Compártelo: