Mujeres solicitan cambios en mecanismos judiciales para proteger víctimas de violación sexual

23 ENE 2015

Organizaciones de mujeres, en coordinación con el Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Demus) y la Defensoría del Pueblo solicitaron una serie de cambios en el sistema judicial de modo que sean atendidas con la debida diligencia en caso sufran violencia sexual.

La violación sexual es un atentado grave contra nuestros derechos humanos, así como un serio problema de seguridad ciudadana y de salud pública. La violencia sexual es más común de lo que se piensa. Durante el 2013, según el Ministerio Público, se presentaron 17 mil 763 denuncias por delitos contra la libertad sexual, esto es, 48 por día. Sin embargo, solo 925 de estos casos fueron patrocinados por la defensa pública, es decir, solo uno de cada veinte.

La directora de Demus, María Ysabel Cedano, hace énfasis en señalar que actualmente no existen garantías para que las mujeres violentadas sexualmente puedan obtener no solo justicia, sino un trato digno en los lugares a donde acuden a denunciar su caso. “No hay garantías ni seguridad de que estas mujeres serán bien tratadas en las comisarías”, precisó.
Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), las comisarías son el primer lugar al que acuden las mujeres y niñas violentadas física y sexualmente. Después de ello están los centros de Emergencia Mujer, del Ministerio de la Mujer y los centros de salud del Ministerio de Salud (Minsa).

Cedano señala que, entre los pedidos más resaltantes de las organizaciones de mujeres, se encuentra la implementación de cámaras “gessel”, que son oficinas acondicionadas para grabar la declaración de las víctimas, declaración que es tomada por una psicóloga o psicólogo, en presencia del fiscal y si es posible del magistrado que va a ver la causa.

“Lo que se quiere evitar es que las víctimas no pasen por múltiples declaraciones que terminan recreando la violación y haciéndoles más daño. Las reiteradas manifestaciones de las víctimas incluso llegan a ser confrontadas cara a cara con los propios violadores. Haciéndoles recrudecer el trauma. Es demasiado revictimizador todo ese proceso”, advirtió.

Las citas en cámara gessel demoran de uno a tres meses, lo cual es considerado como un riesgo para dar un valor probatorio pleno al testimonio de la víctima. Su implementación debe ser requerida por el Ministerio Público en sus presupuestos, elevarlo al MEF y luego al Congreso de la República para su aprobación en la Ley de Presupuesto.

Otro de las solicitudes tiene que ver con que los espacios de declaración de las víctimas, cuenten con traductores para que ellas puedan declarar en su idioma materno. Así mismo, que la entrevista única sea un derecho extendido a las mujeres adultas y que declaración se pueda considerar como prueba anticipada.

“El Poder Judicial y la Corte Suprema en lo Penal es quien debe aprobar en acuerdo plenario para que declaraciones únicas sean consideradas pruebas anticipadas cumpliendo con determinados requisitos que ya hemos estado conversando”, añadió Cedano.

En el Perú, el 76% de las víctimas de violencia sexual son mujeres menores de edad, entre niñas y adolescentes. En las cárceles, el segundo delito con mayor número de reos es contra la libertad sexual de la mujer, según declaró el Defensor del Pueblo, Eduardo Vega.

“Cuando enfrentamos violencia sexual, enfrentamos impunidad y desprotección hacia las mujeres. Las autoridades no están actuando con el criterio necesario para hacer valer los derechos de las mujeres que han sido víctimas de este tipo de delitos que, en muchos casos, se archiva de manera preliminar sin que llegue a investigación”, acotó el Defensor del Pueblo.

Fuente: Señal Alternativa <http://senalalternativa.com/t/mujeres- solicitan-cambios-en-mecanismos-judiciales- para-proteger-victimas-de-violacion- sexual.html>

Comentarios

2022 - DEMUS - Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer Webmail