¡Por la liberación de nuestros cuerpos y territorios! Máxima todas las mujeres en ti.

08 MAR 2015
Notidemus

Desde DEMUS – Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer, hacemos un reconocimiento a las mujeres que de forma infatigable y arriesgando muchas veces su vida e integridad, se esfuerzan diariamente por lograr una vida digna y libre de violencia para todas.

Este año el Canto a la Vida, lleva el nombre de Máxima Acuña, una mujer pequeñita en comparación al gigante Yanacocha, una mujer que es emblema y símbolo, Máxima representa a las miles de mujeres que han sido despojadas de sus territorios de forma violenta y criminalizadas por defender la tierra y sus hogares, en Máxima se puede evidenciar la renuncia del Estado Peruano a una de sus funciones más importantes, la protección de sus ciudadanos y ciudadanas.

El Perú tiene como tarea pendiente , eliminar todas las forma de violencia física o emocional contra las mujeres ,así lo dictan los acuerdos internacionales que ha firmado el Estado peruano y en ese sentido, recordamos la deuda histórica que tiene la justicia de nuestro país con los más de 4 000 casos de violaciones sexuales y de otras formas violencia sexual contra mujeres en el conflicto armado interno, 30 o 20 años después no hay sentencia alguna para ningún culpable, esto niega a las víctimas el tránsito legítimo a la reparación y a la justicia.

Y es así ,como venimos desmontando mitos que trasladan la culpa del victimario a la víctima, porque reconocemos en estos mitos una forma perversa de coactar emocionalmente a las mujeres, esto sumado a la revictimización impiden la denuncia, blindando con el silencio al agresor, estos mitos han cubierto de complicidad a los operadores de justicia a los que tanta falta les hace en su formación académica y profesional desterrar estereotipos que normalizan la violencia hacia las mujeres.

Las víctimas de esterilizaciones forzadas, siguen a la espera de que la impunidad no sea una forma aceptada de administrar justicia, esta es producto de la discriminación con la que han actuado algunos malos elementos del aparato de justicia, con las miles de mujeres esterilizadas, de zonas rurales de la sierra y selva del país, que bajo engaños y sin su consentimiento pasaron a las filas de la estadística de la que fue una política del Régimen Fujimorista.

Nuestra lucha es diaria, contra la heteronormatividad, contra la violencia del Estado y sus instituciones que consideran la maternidad como un rol natural para las mujeres, así sea producto de la más extrema violencia hacia los cuerpos de niñas y adolescentes, negándoles el derecho a decidir sobre sus vidas. Luchamos para que las justificaciones no existan ante los miles de casos de violencia sexual durante y post conflicto armado; porque el olvido y la impunidad, también son violencia para las miles de mujeres que esperan justicia y de una vez por todas reparación integral. Y seguiremos luchando en movimiento.

 

¡8 de marzo: canto a la vida!

Comentarios

2021 - DEMUS - Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer Webmail